Seleccionar página

La crianza tradicional, la de toda la vida, es la que llevamos a cabo en Lavacaquesi.Muchas son las razones que nos han llevado a volver al campo y apostar por los productos frescos y naturales. Entre estas razones, se encuentran la importancia que le damos a tratar de contribuir a un mundo más justo para todos.

Apostamos por una forma responsable de consumo, que no necesite de una ingesta de carne indiscriminada que ni siquiera sabemos de dónde viene.

Para Lavacaquesi, los valores tradicionales pasan por saber qué es lo que comemos y como ha llegado hasta nuestro plato. Es una alimentación consciente, en la que nos alimentamos por necesidad y por el gusto de lo auténtico.

 

Cuando hablamos de que nuestra ternera es un producto 100% natural, es porque lo es. Nuestros animales se alimentan de comida sana, la que necesitan para crecer sanos y fuertes, sin inyectarles productos para que sus músculos se hinchen y sin darles antibióticos cuando no los necesitan. Por eso es carne 100%, sin aditivos, y sin trampas.
 

Lavacaquesi, apoyando los productos locales

Nuestros animales son criados en nuestra finca de Colmenar Viejo con el respeto que se merecen. Con ello queremos decir que nos preocupamos porque nuestros animales vivan bien, estén cuidados y alimentados, de forma que puedan llevar una vida más plena lo que sin duda va a repercutir en la calidad de su carne.

Para lograr una carne óptima, con todos sus nutrientes, es necesario que el animal haya tenido una buena vida, que se haya alimentado bien y hecho ejercicio.

No podemos hablar de la misma calidad con la carne de ternera procedente de grandes estructuras de la industria cárnica. Donde primero vamos a notar la diferencia radical de la calidad de la carne, es en su sabor.

Una carne de calidad se nota en el olor, sabor y el tacto, ya que un animal criado en malas condiciones sufre estés. El estés se traduce en que la carne se endurece y se pone correosa, ya que las hormonas liberadas por el animal si está estresado le afectan tanto a nivel físico como mental. Somos amantes de lo tradicional y como amantes de lo tradicional, tratamos a nuestros animales con cariño y respeto.

 


 

 

Una crianza respetuosa es posible

Podemos criar animales y a la vez ser respetuosos con el medio ambiente si sabemos cómo hacerlo y sobre todo, si queremos. El estilo de vida de antes, de las zonas rurales, era respetuoso con el medio ambiente, sencillamente porque utilizaba lo que la naturaleza le daba y lo aprovechaba. Sin abusar y sin explotar. Una crianza respetuosa es posible cuando tenemos respeto por lo que hacemos y por lo que comemos, cuando sabemos que la calidad importa mucho más que la cantidad y sobre todo, cuando apostamos por lo nuestro.

Nuestra carne es producida en la finca y distribuida a nuestros vecinos de la Comunidad de Madrid. Lo hacemos de forma directa, sin intermediarios, por lo que creamos un comercio de proximidad y una economía sostenible.

 

En Lavacaquesi hemos perfeccionado un método de crianza y explotación ganadera que recupera los procesos tradicionales de nuestros ancestros a la vez que incorporamos los más modernos sistemas de calidad.

Es posible lograr el equilibrio entre lo tradicional y la modernidad, para lograr alimentos sanos y nutritivos, que nos van a facilitar poder llevar un estilo de vida más saludable, a ser respetuosos con el medio ambiente y a disfrutar del potente sabor de la auténtica carne de ternera.

 
 

X