Seleccionar página

Está prosperando la idea de la importancia de consumir productos hechos cerca de casa, algo que ayuda al cuidado del medio ambiente, a la economía local, al crecimiento de pequeños productores y al consumo de productos de estación.

Los productos locales

Fomentar y consumir productos locales tiene muchas ventajas no solo para el medio ambiente, sino para los consumidores.

Desde Lavacaquesi podemos darte muchas razones de por qué consideramos más justo, equilibrado y sostenible, el realizar un comercio local.

El consumo de productos locales es decir, aquellos que proceden de tu entorno geográfico, van a hacer posible que la economía de esa zona se desarrolle. Es una forma de preservar el medio ambiente y de fomentar un consumo responsable. Y no solo se desarrolla esa economía, sino todo el tejido social que la sustenta.

Por otro lado, consumir productos que están fuera de temporada tiene un alto precio a nivel nutricional, económico y no sostenible. La naturaleza es sabia, por eso que nos ofrezca en cada estación determinados productos. Recoger, por ejemplo, una fruta en su estado óptimo de maduración, va a hacer que esta tenga mucho más sabor, menos pesticidas y que además mantenga todas sus propiedades intactas.

La concienciación de que la agricultura y ganadería tradicionales, asociadas al consumo de productos de proximidad, tienen mucho que decir en la lucha por mejorar el medio ambiente y frenar el cambio climático.

Por 10 razones

  1. El consumo de productos locales es beneficioso para la economía local, además de generar empleo a nuestros vecinos.
  2. Productos más frescos. Como ya sabemos, los productos frescos siempre son más saludables, manteniendo todas sus propiedades. No contendrán conservantes o estabilizantes químicos. Los productos que son transportados desde grandes distancias, probablemente hayan sido congelados.
  3. La comida local sabe mejor. Las cosas como son, lo del pueblo siempre está más rico. No es lo mismo un tomate de la huerta que un tomate del supermercado de abajo. No es lo mismo la carne criada en libertad, que la carne que procede de explotaciones ganaderas. No es lo mismo.
  4. Los productos elaborados de forma artesanal son más naturales, y por tanto llevan menos químicos y aditivos.
  5. El consumo local reduce las emisiones de gases contaminantes a la atmósfera. ¿Por qué? Muy sencillo, se reducen las distancias a las que llevar los productos.
  6. Comes de temporada.
  7. Sabes lo que comes.
  8. Los precios son más justos, porque se reducen los costes del trasporte y desaparecen los intermediarios.
  9. Si no existen intermediarios, no existe el monopolio. No serán las empresas las que impongan el precio final del producto, sino que lo hará el productor en función de lo que le resulte rentable y considere justo.
  10. Comparando productos locales, también reducimos la cantidad de embalajes que son necesarios para el trasporte. Al hacer viajes tan largos, los productos deben protegerse mucho con embalajes para que no se dañen, algo no tan necesario si se trata de productos locales, con viajes mucho más cortos.

Nosotros ya te hemos dado 10 motivos para sumarte al consumo local, ¿necesitan más razones?

1
Hola
¿En que podemos ayudarle?
Powered by
X