Seleccionar página

Las nuevas tecnologías se han convertido en un elemento imprescindible para el consumidor de la era moderna. Según datos del Observatorio Cetelem, el 81% de los españoles consideran que cada vez es más fácil comprar online, tanto el propio proceso de compra como la toma de decisiones sobre los productos.

La experiencia digital es imparable en el ámbito doméstico y promete revolucionar en breve el sector de la alimentación.

“¡Qué horror!” – Una expresión que se escucha en muchos hogares españoles cuando, el sábado por la mañana y aún entre las sábanas, los remolones saben que tienen que desplazarse a una gran superficie para buscar en las kilométricas estanterías de los supermercados y descubrir, una vez más, que han cambiado de sitio a sus marcas favoritas (¡siempre por su bien!). 

Seguidamente llegan a las colas  para pagar y llega el momento de sacar los productos del carro, para meterlos de nuevo (a toda prisa y sin ningún orden) en el carro. Situación que se repite en el coche y al llegar a casa. Pero, por suerte y gracias a las nuevas tecnologías, para los pequeños productores es más fácil llegar al consumidor final y que la compra resulte más placentera, creando un desarrollo sostenible y social.

En el 2017 hablamos de un nuevo modelo de consumidor cada vez más exigente. Hace búsquedas por Internet para comparar precios, informarse y buscar la forma más cómoda de adquirir los productos. El uso masivo de las tecnologías ha transformado el mundo de las ventas. Y es algo que los pequeños productores agradecen.

Un establecimiento que facilita la venta de sus productos a través de la red, con una página Web que resulte sencilla de usar, segura y con comodidad de métodos de pago y entrega de los productos que ofrece, va a generar una gran confianza en los consumidores.

Ahora los compradores son más inteligentes, tienen mucho más donde elegir y la tecnología permite que todo el proceso se mucho más sencillo.

Los comercios deben ir adaptándose a las necesidades que van cambiando en el consumidor, así como sus motivaciones e intereses. La adquisición de los productos para el día a día cada vez es más fácil, evitando así que el consumidor tenga que emplear tiempo y esfuerzo en adquirirlos, facilitando además la compra de primeras marcas, productos saludables y productos sostenibles de pequeños proveedores.

La nueva Revolución del Sector de la Alimentación

En la era de la tecnología, el Sector de la Alimentación da un paso más gracias a las compras por Internet, que le permiten al consumidor adquirir los mismos productos que acudiendo al establecimiento pero de una forma mucho más rápida, práctica y cómoda.

El uso de las nuevas tecnologías y de las compras por Internet, permite que el pequeño comercio pueda llegar al consumidor de forma directa sin el uso de intermediarios, a la vez que facilita la compra, el pago y seguimiento de la misma.

Pequeñas empresas como Lavacaquesi, deciden recuperar los valores tradicionales de la carne de ternera, alejados de los métodos industrializados de cría de ganado, creando un producto sano y sostenible, con su propio servicio de transporte para realizar los envíos directamente a los domicilios de los consumidores.

Lavacaquesi, es un ejemplo de como es posible seguir apostando por los valores tradicionales y la sostenibilidad, a la vez que se hace uso de las nuevas tecnologías.

1
Hola
¿En que podemos ayudarle?
Powered by
X